BUSCAR

20 dic. 2011

EL REGALO por María Elena Garay



A los tres años, me trajiste un muñeco enorme, suave como el terciopelo de los capullos tiernos, con ojos de opalina azul que se hamacaban delante de mi asombro.
A los seis, la aventura montada en la vereda con dos rueditas cuidadoras, rodillas lastimadas, la total libertad de la siesta con el sol latiendo en mis mejillas.
A los quince, me trajiste la ilusión envuelta en un tirabuzón de giros, brillos, gasas, un zapato con el taco roto y quince rosas rojas sin espinas.
A los dieciocho, un quintal de mariposas volándome por dentro, los labios húmedos y ajenos explorando mis poros y la maravilla de la sed.
A los veinticinco, me trajiste la felicidad del domador de tempestades, los acordes de otro vals en el centro del anillo de oro, azahares en el pelo y la esperanza del para toda la vida.
A los veintiocho, un vientre tirante como uvas, el rayo que partió la tierra, el miedo de estar viviendo un sueño, el sueño de las mamaderas nocturnas, la cuna rosa y sus manitas...

A los treinta y cinco, cuatro bendiciones, cuatro delantales sucios, cuatro cuadernos, mi brazo en cabestrillo por un patín abandonado, y el agobio de la ida al trabajo con las medias corridas, que ayer fueron pelota.
A los cuarenta, nada. Vinieron las ausencias reiteradas, los oídos ahítos de silencios, la entrega dócil a la estúpida rutina, el cansancio de los despertadores y la mitad del día entre carbónicos.
A los cincuenta, el intento de la mansedumbre de los lagos quietos, palabras que sudan tinta en mi cuaderno, flores disecadas entre páginas de libros y el fuego oportuno para que nada tenga frío.
A los cincuenta y cinco, el cielo: mi pelo encanecido, un par de agujas, la imperfección del saquito en punto Santa Clara; mi hija que entrega el néctar de sus pechos a su niño, réplica idéntica de tu terrenal ternura, y la nítida certeza de lo Absoluto.

17 comentarios:

Natalia Spina dijo...

Qué lindo !!! Me emocionó mucho. Siempre me dejás con ganas de ...un poquito más...

eduardo dijo...

Que lindo
me hace acordar a otras epocas de mi vida
asi vale la pena festejara navidad aunque algunos no esten, la vida sigue con estas bellezas
eduardo

Pilar dijo...

MARIA ELENA, SIEMPRE LEO LO QUE ESCRIBIS Y ME ENCANTA, PERO HOY, ADEMÀS, LOGRASTE ABRIR EL CAJÒN DE MIS RECUERDOS INFANTILES Y HE LLEGADO A LA CONCLUSIÒN QUE NUESTRAS MADRES NOS COMPRABAN LO MISMO EN AQUELLA ÈPOCA.-.- HERMOSA TU DESCRIPCION. FELICITACIONES !!!!!
SI EDUARDO QUE TE MANDA UN COMENTARIO ES TU HERMANO, DALE UN ABRAZO DE MI PARTE.-
SERÀ HASTA LA PRÒXIMA, CON MUCHO CARIÑO

Adriana dijo...

Hermoso, como siempre, María Elena. Te mando un beso enorme y mis deseos de una feliz Navidad y un excelente 2012.

Lilia dijo...

Para que cada día de 2012 nos abramos como estas flores, fuertes y frágiles, confiadas y desafiantes, dispuestas a mostrar lo mejor de nosotras aún si graniza, o hiela, o las tormentas solares nos amenazan.
Ese es mi deseo, querida María Elena, y también mi saludo en estas fiestas.
Y se empieza a cumplir haciendo click acá abajo:
http://player.vimeo.com/video/27920977?title=0&%3bbyline=0&%3bportrait=0href=>

Graciela Kempa dijo...

Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo, Feliz Vida. Exito en vuestro emprendimiento. Un gran abrazo. -desde Mina Clavero donde vivo y con caloooOOORRRRR!!!!!!!!!!!!!!!

Piel de lechuza dijo...

Ay Nati, sos insaciable, ja, ja. Un abrazo y gracias!

Piel de lechuza dijo...

Gracias Eduardo! si habremos callejeado por los mismos lugares...
Un abrazo, te quiero mucho.

Car dijo...

ME. amiga querida, este año vos nos has regalado un cuento, una reflexión, un pedacito de tu alma que voy a guardar junto al Niño en mi pesebre... HERMOSO Y CONMOVEDOR
Un beso
Car

Piel de lechuza dijo...

Para Pilar, Adriana, Lilia y Graciela: muchas gracias Les deseo un 2012 pleno de logros.
Un abrazo

Piel de lechuza dijo...

querida Car, no hay palabras para agradecer tu amistad. Yo puse en el presebre el deseo de que no se acabe nunca. Un abrazo

Cecilia Lasserre dijo...

Maria Elena
No soy muy exdpresiva ni me tomo el tiempo para hacer un comentario en el blog, pero me encanta y siempre lo miro
Cariños
Cecilia
Más éxitops en el 2012

Piel de lechuza dijo...

Gracias Cecilia! con que lo leas ya hemos logrado el objetivo. Un abrazo y mis deseos de un excelente año

Myriam Galetto dijo...

Querida María Elena, leí el cuento, me gustó muchísimo.
las metáforas perfectas, ni una palabra de menos, ni de más, como me gustan a mí. Me sentí identificada con la Historia, hermosa.
Que venga toda la felicidad que quiera, que la estaremos esperando. Un beso

Piel de lechuza dijo...

Gracias Myriam! nuestra generación ha tenido experiencias semejantes...Mucha felicidad, amiga!

paula romera dijo...

que grande abu! :) te quiero muchisimoo

Piel de lechuza dijo...

A mi primer nieta, te recuerdo bebé y pienso como en ese tiempo, que sos mi mejor regalo. Con amor