BUSCAR

20 jul. 2014

FELIZ DÍA DEL AMIGO, por Carmen Nani

Ni el texto, ni el dibujo son míos... lo único propio es las ganas de compartir este día y desearles a todos y cada uno: ¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!

                                                                                     Carmen  
      
No sé si fue la brisa suave de la noche, o una vibración que flota ...pero la razón es indistinta hay una sensación de alegría en mi corazón y es la felicidad de reír y compartir ese momento. Somos cuentos contando cuentos dice Pessoa, y acrecentamos la vida con ocurrencias y experiencias....                                                
                                                                                        de Titi Ceballos

    

17 jul. 2014

EL PÈNDULO, microrelato de Carmen Nani

Era como un péndulo. Sus días transcurrían manteniendo el equilibrio, caminando por la cuerda floja. Huía. Buscaba el áncora que jamás encontró. 
El péndulo iba o venía, tenía opciones. Ella también podía elegir. Como el sol y la luna, el fuego y la nevada, las suyas eran  encontradas: consumirse en las llamas de un amor, pleno, pero prohibido, o morir entumecida en la escarcha de un amor indiferente, acostumbrado.
Debía quedarse junto a uno de los dos. ¿A cuál elegir? 
No pudo hacerlo. Siguió fluyendo por la vida, con la cada vez más tibia esperanza de que al detener su oscilar, el destino que le tocara, no fuera la nada, la vaciedad o el más brutal haber no-elegido.

3 jul. 2014

"MASTICAR RABIA" de Griselda Rulfo, 
por Carmen Nani


Una vez más en el Centro Cultural se fusionaron las artes en torno a la poesía. El viernes 27 de junio a las 20:00 hs se presentó el poemario MASTICAR RABIA de Griselda Rulfo, con la presentación de Susana Zazzetti, Lecturas de Claudia Tejeda y Liliana Chávez, musicalización Angélica Camandone y exposición de fotografías de Leo Dagatti."El Diario" del centro del país.
La presentación de "MASTICAR RABIA" fue una reunión multitudinaria y multicultural hecha de amigos, escritores, músicos, fotógrafos y adeptos a “Mentiras que valen la pena”, el café literario que Griselda Rulfo coordina desde hace dos años por los bares de la ciudad.
Personalmente, hacía mucho tiempo que no me emocionaba  de tal manera. No pude evitar una lágrima irreverente mientras leía en silencio, el poema "Dicieocho", conmovida por la interpretación de fondo de Angélica Camandone. 

DIECIOCHO

Las llagas sellan
los muslos
              apretados.
Sollozo y grito.
Grito y sollozo.
              La vida es eso.

La poesía de Griselda Rulfo es fuerte, rotunda, desgarradora. Sin embargo, la belleza impera en cada verso, en cada palabra. Arranca "ayes" ante tanto dolor despojado; dolor con el que nos sentimos identificados de una u otra manera. Griselda no describe solamente su dolor, si fuera autoreferencial, si no el dolor que todos alguna vez sentimos.

SETENTA Y UNO

He soñado este dolor
tantas veces,
tantas veces,
tantas veces
que la bestia
                  ruge todavía en mí.     
                                                                                                       TREINTA Y SIETE

Colgaron mis pecados
sobre el cadalso
y su sombra
ennegreció la tierra.