BUSCAR

19 nov. 2012

LA MUERTE SE ESCONDE EN CURUPAYTÍ Cuento de María Elena Garay

 Yo no luché en esa guerra porque no fui convocado. No sé si el General Mitre habrá pensado que los curas somos unos inútiles o creerá que nos soborna dejándonos en la paz de los Conventos, cuando yo sí ardía en ganas de guerrear. Pero en su contra. O tal vez habrá leído en mis ojos que yo no derramaría nunca una gota de sangre de gaucho. Antes bien, escupiría en la propia cara de ese tal mister Thornton, que atizó las brasas de una guerra sin sentido.
 Yo no fui, dije, pero los sucesos desencadenados a causa de esa guerra, me tuvieron sin sueño durante muchos días. Porque fui depositario de un secreto que me roía las entrañas, y que al mismo tiempo me llenaba de gozo. Ahora mi conciencia está limpia, después de sacarlo a la luz con el sudor de las parturientas, sólo que mi comadrona fue la imagen del Cristo de la Doméstica.
 Todo comenzó cuando alistaron a mi amigo Benigno Honorato en la guerra contra el Paraguay. Y digo mi amigo, ya que a pesar de ser yo su confesor y quizás por eso mismo, conocí sus ideales y su hombría de bien.
 El y su esposa Ana servían a una familia importante. No había otro jardinero como él. Todos envidiaban el amplio patio que se dejaba ver a través de la reja forjada en arabescos, en la casa de frente ocre con cenefas blancas. La casa de los Centeno. Allí crecían los mejores rosales, los claveles más perfumados y trepadoras aventureras. En más, se podía imaginar el follaje de los otros dos patios. En el segundo, en donde Doña Amalia pasaba largas horas sentada a la sombra de un árbol de magnolias frente a la gruta de la Virgen Dolorosa, todas las flores eran blancas: las azucenas, los lirios, las margaritas, los jazmines de lluvia, tal vez para consolar la negrura de su manto y su corazón atravesado por un cuchillo de plata.

4 nov. 2012

"SOBREVIVIENTES" Premio Clarín Novela 2012, por Carmen Nani

Fernando Monacelli
El sueño de 526 escritores se concreta en sólo uno de ellos. ¡Bravo por el ganador! Los otros...¡A seguir tras la conquista de una quimera que quizás se materialice en el 2013!
Para Fernando Monacelli la literatura también tiene la función de rescatar y reescribir la historia. Es lo que hizo en “Sobrevivientes”. A partir del hallazgo del cuerpo de un soldado del General Belgrano encontrado 25 años después de la guerra, su novela une los destinos de dos mujeres –la madre del conscripto y una periodista famosa– que se rescatan de una existencia que parece naufragar.
El escritor Fernando Monacelli, cuyo seudónimo es 'Lumo', con su obra "Sobreviviente" obtuvo anoche la décimoquinta Edición del Premio Clarín de Novela, el certamen literario más importante de Argentina, dotado de 150 mil pesos (30 mil dólares) de recompensa. De esta edición del premio compitieron 526 manuscritos, en su mayoría pertenecientes a escritores argentinos, pero también enviados desde América Latina, Estados Unidos, Alemania y Noruega. El jurado del Premio Clarín estuvo integrado por el español Juan Cruz, el peruano Santiago Roncagliolo y la argentina Claudia Piñeiro, ganadora de una de las ediciones del premio con su novela "Las viudas de los jueves". 
Piel de Lechuza se compromete a comentar ésta novela que promete y mucho...
Hasta pronto...

Carmen